¿Desconocía Jesús el fin del mundo?

No entiendo este pasaje que dice
“Pero de aquel día o de aquella hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre.”
Según la doctrina de la Santísima trinidad, hay 3 Personas distintas y un solo Dios, una sola naturaleza divina, que es una y que por lo tanto, lo que conoce el Padre, lo conoce el Hijo y el Espíritu Santo. ¿No es así? ¿porque entonces, dice que no conoce la hora?
¡Gracias!

 Jesús es una sola persona: es la segunda Persona de la Trinidad, que asumió la naturaleza humana, sin dejar de ser Dios.

Cuando decimos persona, nos referimos a Quién es, mientras que la naturaleza hace referencia a Qué es. El sujeto que actúa es Jesús, la Persona divina, que —una vez encarnada— es Dios y es Hombre. En Él, hay dos naturalezas: la humana y la divina: sin mezcla, sin cambio, sin confusión, sin separación.

La persona actúa según su naturaleza: es decir, Jesús actúa como Dios y como hombre.

En Él hay un conocimiento divino y un conocimiento humano (al que llega a través de los sentidos, de la inteligencia, y por la visión beatífica de la que goza).

Siendo que la que conoce es la persona —más allá de la fuente de su conocimiento—, podemos decir que Jesús no ignora nada que Dios sepa. Es decir, en Jesús no cabe la ignorancia ni el error.

Cuando dice no conocer cuando será el fin del mundo, se refiere a que no lo conoce en cuanto hombre; y sobre todo por que no lo conoce para revelarlo.

———————————————

Añado lo que enseña el Catecismo de la Iglesia al respecto:

El alma y el conocimiento humano de Cristo

471   Apolinar de Laodicea afirmaba que en Cristo el Verbo había sustituído al alma o al espíritu. Contra este error la Iglesia confesó que el Hijo eterno asumió también un alma racional humana (cf. DS 149).

472   Este alma humana que el Hijo de Dios asumió está dotada de un verdadero conocimiento humano. Como tal, éste no podía ser de por sí ilimitado: se desenvolvía en las condiciones históricas de su existencia en el espacio y en el tiempo. Por eso el Hijo de Dios, al hacerse hombre, quiso progresar “en sabiduría, en estatura y en gracia” (Lc 2, 52) e igualmente adquirir aquello que en la condición humana se adquiere de manera experimental (cf. Mc 6, 38; 8, 27; Jn 11, 34; etc.). Eso … correspondía a la realidad de su anonadamiento voluntario en “la condición de esclavo” (Flp 2, 7).

473   Pero, al mismo tiempo, este conocimiento verdaderamente humano del Hijo de Dios expresaba la vida divina de su persona (cf. S. Gregorio Magno, ep 10,39: DS 475). “La naturaleza humana del Hijo de Dios, no por ella m isma sino por su unión con el Verbo, conocía y manifestaba en ella todo lo que conviene a Dios” (S. Máximo el Confesor, qu. dub. 66 ). Esto sucede ante todo en lo que se refiere al conocimiento íntimo e inmediato que el Hijo de Dios hecho hombre tiene de su Padre (cf. Mc 14, 36; Mt 11, 27; Jn 1, 18; 8, 55; etc.). El Hijo, en su conocimiento humano, demostraba también la penetración divina que tenía de los pensamientos secretos del corazón de los hombres (cf Mc 2, 8; Jn 2, 25; 6, 61; etc.).

474   Debido a su unión con la Sabiduría divina en la persona del Verbo encarnado, el conocimiento humano de Cristo gozaba en plenitud de la ciencia de los designios eternos que había venido a revelar (cf. Mc 8,31; 9,31; 10, 33-34; 14,18-20. 26-30). Lo que reconoce ignorar en este campo (cf. Mc 13,32), declara en otro lugar no tener misión de revelarlo (cf. Hch 1, 7).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s