¿Cambiar el matrimonio?

En el debate nos hemos olvidado del derecho de marido y la mujer a que no les cambien el matrimonio.

Con la propuesta ley de matrimonio homosexual no está en juego la libertad de los homosexuales a casarse. De lo que estamos hablando es de cambiar el matrimonio. Y  los esposos tienen derecho a que no les cambien la institución que los une.

En efecto, no está en juego la libertad ni los derechos de los homosexuales, ni tampoco se trata de una posible discriminación. Lo que está en juego es el derecho de los heterosexuales a que la unión que viven en el matrimonio no sea tergiversada.

A quienes luchan por conseguir la aprobación del matrimonio homosexual habría que explicarles:

“hacé lo que quieras, unite con quien quieras, dale a esa unión la forma que quieras, pero no te metas conmigo: dejame vivir mi unión matrimonial, tengo derecho a que no cambies la unión que yo vivo. Vos podés establecer el tipo de unión que quieras, pero no me cambies la mía”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s